Seleccionar página

El arroz nos da hidratos de carbono en forma de almidón, proporcionando la energía necesaria en situaciones de desgaste y actividad física y mental.





Las proteínas del arroz se complementan en el plato de hoy con otras proteínas.

El arroz es un alimento versátil que se puede acompañar con todo tipo de ingredientes y comidas: verduras, carnes, pescados, leche… de manera que con él conseguimos platos completos desde el punto de vista nutritivo.

Es ideal para personas mayores: El arroz es un alimento recomendado y  consumido por las personas mayores, lo cual ayuda a mantener un buen estado nutricional cuidando su salud física y psicológica, ya que se trata de un alimento energético, y colabora con el estado de ánimo debido a la presencia de azúcares de asimilación lenta.

Enfermos cardiovasculares: El consumo constante de arroz ayuda a regular los niveles de colesterol por la presencia de fitosteroles en su cáscara, y la tensión arterial por su bajo contenido en sal. Por lo tanto, el arroz es un alimento atrayente para los enfermos cardiovasculares.



Personas con osteoporosis o artrosis: La cáscara del arroz contiene silicio, mineral que forma parte de los huesos y los cartílagos, siendo el arroz un alimento muy interesante para las personas con osteoporosis y problemas de artrosis.

Para combatir la diarrea: Por otra parte, el arroz blanco hervido con un poco de aceite y sal, es el alimento más adecuado en caso de diarrea y alteraciones de la mucosa intestinal. Esto se debe a que es un cereal de fácil digestión y a su suave acción astringente que posee al carecer de fibra.

Controla la aparición de enfermedades: El arroz es conocido por ser capaz de controlar diversas enfermedades. El arroz integral contiene una alta cantidad de neurotransmisores que previenen la aparición de la enfermedad del Alzheimer. El arroz también contiene propiedades antioxidantes que protegen el corazón, reduciendo al mínimo la aparición de enfermedades cardiacas y derrames cerebrales. La cáscara de arroz tiene propiedades diuréticas y es un remedio eficaz para la disentería.

Protección del cáncer: El arroz integral es rico en fibra y protege a nuestro cuerpo de diversos tipos de cáncer. La fibra del arroz actúa como un escudo contra las células cancerosas, lo que protege a nuestro cuerpo contra el cáncer.

Induce a la pérdida de peso: El arroz se considera bueno para las personas que quieren perder peso. Una dieta a base de arroz, es una dieta baja en carbohidratos y en grasas y por lo tanto, es ideal para personas que quieren perder peso.

Controla la presión arterial: El arroz contiene una cantidad muy baja en sodio, por lo tanto, ayuda a controlar la presión arterial alta.

Previene el estreñimiento: El arroz es una excelente fuente de fibra. Ésta ayuda en el crecimiento de las bacterias beneficiosas que mejoran la digestión y regularizan el movimiento intestinal.

Alimento libre de gluten: El arroz no contiene gluten y por lo tanto, se puede incluir fácilmente en la dieta de las personas que sufren la enfermedad celíaca y en las dietas de aquellas personas que son alérgicas a las proteínas, como las que se encuentran en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.



Verduras y carne: Las hortalizas que acompañan al arroz aumentan la presencia de vitaminas, fibra y minerales. La carne aporta proteínas de calidad, minerales como el hierro de fácil asimilación, y vitaminas entre las que destaca la B12, no presente en el arroz.

Recuerde, ante cualquier duda consulte a su médico.

TE PUEDE INTERESAR