Seleccionar página

Los tomates son, uno de los ingredientes esenciales en casi todas las cocinas, especialmente por sus importantes beneficios, propiedades y por su versatilidad. Se pueden comer en ensaladas, pero también solos, hervidos, en salsa.

Se destaca por la cantidad de minerales, vitaminas y agua (en torno a un 94%) que contiene.



Su color rojo se debe a su contenido en licopeno, una sustancia antioxidante que se convierte en vitamina A, y que ejerce un efecto protector frente a un gran número de problemas cardiacos.

Posee gran cantidad de vitaminas (B, C y A), y además de tener pocas calorías y grasas, es ideal en dietas para bajar de peso. También se destaca su contenido en minerales, como ser el potasio, aunque también posee fósforo, magnesio y calcio, entre muchos otros.

El tomate es bajo en sodio, por lo que, también, es muy recomendada en hipertensos.

Es muy bueno para ayudar a la digestión, al contener sales orgánicas ácidas, concretamente malatos y citratos. Por esta cuestión, sin embargo, no es recomendable en personas que tengan cálculos renales.





Beneficios del tomate más importantes

  • Alto contenido en licopeno, un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de próstata en los hombres.
  • Al ser baja en sodio es recomendada en la dieta de personas con hipertensión arterial.
  • Es rica en fibra, sobre todo si se come con su piel.
  • Aporta vitaminas (sobretodo vitaminas del complejo B, C, A y E), así como minerales (como el potasio, fósforo y magnesio).
  • Ayuda a hacer bien la digestión.

 

Información nutricional del tomate

 

100 gramos de tomate aportan:

Calorías 17 kcal
Proteínas 1,1 g
Hidratos de carbono 2,9 g
Grasas totales 0,2 g
Colesterol 0 mg
Vitaminas Minerales
Vitamina A 133 ug Potasio 297 mg
Vitamina B1 0,06 mg Calcio 13 mg
Vitamina B2 0,04 mg Fósforo 27 mg
Vitamina C 24 mg Magnesio 20 mg
Vitamina E 0,8 mg Hierro 0,5 mg

 

Distintos tipos de Tomates