Seleccionar página

Las empanadas argentinas son famosas por su sabor inigualable, pero a su vez  cada región tiene su variedad. Es tradicionalmente junto al asado y el locro la comida mas popular y consumida en el país.




La Secretaria de Cultura de la Nación determinó que la empanada lleve el sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino, por tratarse de productos típicamente argentinos y de consumo generalizado en todo el país. A continuación te enseñamos como hacer las mejores empanadas caseras.

 

A continuación te presentamos todas las variedades que existen en cada región y/o provincia de Argentina con su respectiva receta:

 


Empanada tradicional (ver receta)
: Para algunos, después del asado, es el plato típico argentino, para otros las empanadas son el plato típico argentino por excelencia. Variadas en su forma de preparar de acuerdo a las regiones del país, pero todas coinciden en su sabor inigualable. Pueden contener diferentes rellenos, como pescado, jamón y queso, choclo, pollo, pero la mas elegida y la tradicional es la de carne vacuna.

 

 

Empanada de vigilia (ver receta): Su origen es incierto y se la disputan españoles, italianos, árabes e hindúes. Lo cierto es que cuando llegó a Argentina, lo hizo para quedarse, ya que es una tradición consumirla en semana santa. Su relleno puede ser de pescado, legumbres o verduras. En el siguiente enunciado compartimos una receta de empanadas de atún.

 

Empanada cordobesa (ver receta): Se distinguen de las demás por ser bastante dulces y porque están hechas de carne molida, a diferencia de otras que suelen llevar carne cortada a cuchillo. También si se prefiere, se puede añadir pimentón dulce a la masa si se desea hornear y hacer que el color de la masa sea más intenso. Su cocción puede ser al horno o fritas. 



 

Empanada porteña (ver receta): Siguiendo la modalidad de las empanadas tradicionales con sus mismas características a diferencia del tamaño, las empanadas porteñas son igual de sabrosas pero de tamaño más grande que las medidas estándar. Su cocción puede ser al horno o fritas.

 


Empanada mendocina (ver receta): Son más pequeñas que las tradicionales y en ellas no faltan ni las aceitunas, ni el ajo, además de la carne molida, mucha cebolla, mucho comino y poco morrón. Se cocinan en olla negra, horno común o de barro y se pintan con huevo batido para darle brillo a la masa.

 

Empanada puntana (ver receta): Por lo general son más grandes que las demás y se condimentan con ají picante. Tienen mucho gusto a carne porque llevan un pequeño agregado de grasa de cerdo que acentúa su sabor y muy poca verdura. Algunos le ponen también pasas de uva y aceitunas.

 

Empanada riojana (ver receta): Son muy jugosas y se logra combinando un poco de grasa de pella con cortes de carne como el cuadril, cebolla común, de verdeo, papa, morrón, huevo duro, ají molido, pimentón y comino.

Empanada sanjuanina (ver receta): Se hornean o se fríen y son muy jugosas porque tienen en el relleno gran cantidad de cebolla y grasa de pella, además de carne de lomo o cuadril picada, (también se utilizan otras carnes como chivito, ciervo, vizcacha y hay otras variedades que no son tan típicas pero que completan la variedad de empanadas como el pollo, el atún, algunos rellenos con verduras, quesos y fiambres) tomates pelados y picados, morrón, orégano, ají molido, comino, pimentón dulce y vino blanco en la masa. El agregado de aceitunas es opcional.

 

Empanada de pescado de río (ver receta): Es una empanada parecida a la tradicional pero con la diferencia que el relleno lleva carne de pescado de rio, típico de la zona del litoral como ser el pacú, dorado, surubí, patí, bagre o boga. Su sabor es único e inigualable y al probar una no podrás parar de comer. Su cocción puede ser al horno o fritas, pero generalmente se consumen fritas.



 

Empanada salteña (ver receta): Las empanadas salteñas se caracterizan por ser jugosas y rellenas con carne de vaca, de pollo u otras carnes, huevo duro, especias, y otros ingredientes, cocida al horno. Las salteñas pueden ser preparadas de diferentes condimentos.

 

Empanada santiagueña (ver receta): Casi siempre se cocinan en horno de barro, están hechas de carne picada a mano y cocinada en agua caliente (sancochada), huevo duro, morrones, mucha cebolla, a veces pasas de uva, además de pimentón dulce, orégano fresco, ají del monte y comino.

 

Empanada tucumana (ver receta): Se caracterizan por ser muy jugosas. La masa se hace con harina de trigo, agua,   grasa de pella y se deja leudar. El relleno es de carne vacuna (muchas veces matambre ) cortada a cuchillo, se cocinan en un horno de barro o se fríen en una olla de hierro con grasa de pella. En algunas zonas se utiliza la carne de llama.

 

Empanada patagónica (ver receta): Generalmente se prepara con mejillones cocidos, a los que suelen agregarse otros tipos de pescado, calamares, camarones o centolla, vieiras, típico de la Patagonia Argentina. Está condimentada con cebolla de verdeo, ají molido, morrón, perejil, cilantro fresco y, a veces, vino blanco y alcaparras. 

 

TE PUEDE INTERESAR