Seleccionar página

Las manzanas son sin duda alguna una de las frutas más famosas, no sólo por su sabor y conquista, si no por importantes beneficios, propiedades y por el valor nutricional que poseen.



 

Además de estimular tanto el hígado como los riñones, son capaces de limpiar el organismo de toxinas (lo que sirve, a su vez, como depuración en sí).

 

Poseen pectina, una mezcla de polímeros ácidos y neutros muy ramificados que eliminan precisamente esas toxinas.

 

También cuentan con ácido málico, que neutraliza los derivados ácidos, y dada su riqueza en fibra, resultan un remedio natural muy bueno para  el estreñimiento y la diarrea, mejorando el tránsito intestinal y ayudando en la digestión.



 

Disminuyen además el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares gracias a su contenido en quercitina, e incluso son ideales para diabéticos, ya que ayudan a controlar la diebetes al reducir los niveles de azúcar en la sangre.





 

Beneficios de las manzanas

  • Contienen pectina, ácido málico, flavonoides y quercitina, entre otros importantes componentes.
  • Las manzanas ayudan a reducir el colesterol alto, los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 
  • Son buenas para combatir el estreñimiento y la diarrea. 
  • Eliminan las toxinas, al ser buenas estimulantes de los riñones y el hígado.

 

En lo que se refiere al valor nutritivo o nutricional en sí de las manzanas, el 85% de su composición es agua, y la mayor parte de sus azúcares derivan de la fructosa, aunque en menor cantidad tiene glucosa y sacarosa.

 

Aporta una escasa cantidad de vitamina C, aunque también aporta vitamina E (como bien sabemos, un gran antioxidante). En lo que respecta a los minerales destaca su contenido en potasio.

 

Su contenido calórico es bajo, dado que 100 gramos de manzana aportan solo unas 50 calorías. Pero vamos por partes.

 

 

TE PUEDE INTERESAR