RECETA FÁCIL

MASA CASERA PARA TACOS

Receta fácil de masa casera para tacos – Platos Argentinos

Si bien es una comida con raíces mexicanas, su popularidad ha hecho que rápidamente se extienda por casi todo el mundo, sobre todo en países de Sudamérica como ser Argentina, Perú, Colombia, etcétera, y de esa manera, el TACO sea elegido cada vez por mas personas.

 

Gracias a la variedad en su relleno y al sabor y textura particular de la masa, hace que ambas combinaciones se conviertan en un sabor placentero para cualquier paladar.

 

Recetas tan fáciles y sencillas como ésta, también puedes hallar en el siguiente sitio: https://recetasfacil.online/,  allí te sorprenderás con la cantidad de recetas que van desde postres sin horno hasta elaborados y delicados platos.

 

 

En esta receta te mostraremos como preparar rápidamente la masa para tacos de manera casera y en pocos pasos.

 

 

Para aproximadamente 15 discos.

INGREDIENTES

250 grs de harina 0000.

 

150 cc de agua.

 

3 cucharadas mediana de aceite de girasol.

 

1 cucharadita de sal fina.

 

PREPARACIÓN

1- Colocar en un bol la harina, sal, aceite, agua y mezclar completamente todo.

 

2- Sobre la mesada o mesa, amasar nuevamente y de manera leve hasta conseguir que la masa quede pareja.

 

3- separar en aproximadamente 15 bollitos y luego dejarlos descansar por aproximadamente 15 minutos tapados con papel film o un repasador.

 

4- Enharinar la mesada y tomar un bollo, estirar con el palote hasta que quede un espesor fino de 2 mm aproximadamente.

 

5- Una vez estirado el disco, colocarlos en un ligar enharinado para después cocinarlos. También si desea, puede ir cocinando a medida que se van estirando.

 

6- En una sartén del mismo o mayor diámetro que el de los discos, ir colocando los mismos y cocinar por aproximadamente 30 segundos de cada lado y listo, ya puedes colocar tu relleno de tacos preferido. Para ello, los invitamos a que visiten vadetacos.

 

 

NOTA

Se puede conservar por unos días en la heladera, solo debes guardar una vez que se enfrían en una bolsa hermética o túpper y luego llevar a la heladera. O también se puede congelar de la misma manera.

 

Al momento de querer comer, se debe precalentar en microondas o sartén a fuego moderado controlando que no se quemen. Si están congelados, descongelar a temperatura ambiente y antes de comer precalentarlos como mencionamos mas arriba.

 

 

 

SEGUINOS EN

TE PUEDE INTERESAR

close

Suscríbase si quiere recibir recetas gratis todas las semanas

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad

EnglishPortuguêsEspañol