Seleccionar página

RECETA ASADO A LA ESTACA

▷ Asado a la Estaca - Como preparar - Receta | Platos Argentinos

 

Asado a la estaca: Es el plato por excelencia argentino, la insignia que lo caracteriza ante el mundo. Su forma de prepararlo es muy variada pero generalmente se lo cocina a la parrilla o a la estaca.  A la carne asada se la puede acompañar con embutidos y achuras como ser chorizos, morcillas, riñones, mollejas. etc. y con guarnición a gusto, como ser ensalada rusa o tomate y lechuga. En la siguiente receta se lo va a preparar a la carne con sal gruesa y a la estaca. En este caso, la cocción es distinta porque lo que lo va cocinando a la carne, son las llamas de la leña. La Secretaria de Cultura de la Nación determinó que el asado lleve el sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino, por tratarse de productos típicamente argentinos y de consumo generalizado en todo el país.  A continuación te enseñamos como hacer un buen asado a la estaca.

DATOS

Cantidad de porciones*: 15 personas.

 

Tiempo de preparación*: 140 Minutos.

 

Nivel de complejidad*: Difícil.

 

Valor energético*: 500 kcal en 100 grs.

*Datos aproximados.

INGREDIENTES

1 costillar completo de vaca de 9 kg aproximadamente.

 

1 estaca (un fierro a modo de cruz).

 

Cantidad necesaria de sal.

 

20 kilos de leña en rama aproximadamente.

PREPARACIÓN

 

1- Primero, retirar el costillar de la heladera dos horas antes de asarlo.

 

2- Luego, salar por completo la carne de los dos lados (del hueso y de la carne).

 

3- Media hora antes de comenzar la cocción prender un buen fuego con leña. El costillar se va a cocinar, principalmente, con el calor de la llama, por eso los troncos no tienen que ser muy gruesos.

 

4- Apoyar la parte de la carne y no del hueso sobre la cruz y ensartar, bien estirada, en los ganchos. Si no tiene gancho, sujetar con alambre atravesando la carne y rodeando el hueso. Es importante que quede bien agarrado arriba, en el centro y abajo.

 

5- Cuando el fuego ya está encendido clavar la cruz, con los huesos mirando hacia el fuego, a unos 80 cm e inclinar un poco hacia la llama. Acá hay que estar atentos con el viento. Si está tranquilo la llama nunca llegará a quemar la carne pero si está fuerte y apunta al costillar hay que correrlo para que no lo arrebate. En esos días de mucho viento un par de chapones como protección ayudan a mantener una llama pareja. Luego poner un poco de brasas en el piso, debajo de la carne, para que el calor vaya subiendo y envuelva al costillar.

 

6- Cocinar entre una hora y media y dos del lado del hueso hasta que esté bien dorado.

 

7- Dar vuelta y lo cocinar más o menos una hora más.
La cocción debe ser pareja, constante, por eso tenemos que ir agregando tronquitos para mantener una llama viva. Pasado ese tiempo estará listo el asado a la cruz.

Solamente queda servir y disfrutar.

 

SEGUINOS EN

MAS RECETAS